sábado, 23 de agosto de 2008

Periodistas, ciencia y ¿para qué consultar un libro?

Hace ya 5 ó 6 años escribí una carta al director de El País (que por supuesto no publicaron) pues, en un artículo a doble página central sobre la desgracia que supuso para miles de animales el vertido del Exxon Valdez, el autor del texto evidentemente había tomado un texto anglosajón y lo había fusilado tal cual, sin vergüenza ninguna. No sólo eso, sino que no se había preocupado de consultar el nombre de las especies citadas en castellano, y había traducido los nombres en inglés como Zeus le había dado a entender. Recuerdo vagamente algún ejemplo, como por ejemplo que se hablaba de un "pichón de Guillemot" que, tras investigar brevemente en internet, comprendí que se refería a un tipo de arao, el arao palomo (Cepphus columba), que en inglés se llama Pigeon Guillemot. Este ave no tiene nada que ver con las palomas, a parte de su lejano parecido que dio pie a los naturalistas clásicos a ponerle el apellido de columba. Errores como éste creo que recogí cerca de la docena, además de otros, como el de un pie de foto, que hablaba de focas tratándose de leones marinos.

Hoy he encontrado un caso similar. En las páginas de "ciencia" de elmundo.es se recoge una iniciativa de fotógrafos de naturaleza: http://www.wild-wonders.com. En la noticia, se muestran algunas de las fotografías de esta página web y, por supuesto, el periodista no se ha molestado en traducir correctamente el nombre de las especies fotografiadas (excepto en el caso del jabalí, el oso pardo o la marta, que no tienen gran dificultad). Como ejemplo:

En la foto aparece un pigargo (Haliaetus albicilla), al que se le da el nombre de "águila cola-blanca de mar", que es la traducción literal y desafortunada de "white-tailed sea eagle".
También se habla del "colimbo rojo" (de "red-throated diver"- podría haber sido consecuente y llamarlo "buceador de garganta roja"), que en castellano se llama colimbo chico (Gavia stellata).

Como no sé mucho de plantas, no he pillado ningún gazapo en las fotos de ese tipo, pero juraría que cualquier entendido encontrará varios.

Y una última cosa: ¿podría alguien explicarles que los nombres científicos se escriben entre paréntesis y en cursiva, y no con negrita, entrecomillados, ni subrayados?

3 comentarios:

Marco dijo...

El caso del águila pescadora (en inglés osprey) también es típico... se suele traducir como quebrantahuesos... me tenías que haber visto la cara de susto un día que mientras preparaba la comida tenía puesto el documental de la 2, y de espaldas a la tele oí algo así como que: "el quebrantahuesos se arroja en picado y se mete en el agua, emergiendo a continuación con un enorme múgil entre las garras"...

Syngamus dijo...

Sí, sí, lo de las traducciones de los nombres en los documentales es a veces de llorar... Y creo que tiene más delito todavía.

Doñana dijo...

en las asignaturas de zoologia de la carrera (biol.) nos solían poner documentales (algunos infumables por cierto, y mas a la hora de la siesta) para detectar gazapos, la culpa la suelen tener los traductores/dobladores...me sorprende siempre que todo el esfuerzo que implica realizar un documental (o un artículo, etc) se vaya a la m por culpa de gente que no valora esos pequeños grandes detalles,

saludos
mv

Related Posts with Thumbnails